Tuesday, March 07, 2006

Miau poético: para JLB


El gato del rabino

En Praga la oscura y junto al río,
convivían un gato y un rabino
que ocupados en místicos afanes,
de la noche a la mañana, sonreían.
El gato era gris y zalamero,
amigo de arcanos y sardinas,
un felino cabalista muy versado,
en espejos, silencios y mininas.

Los días y los trabajos eran leves
para el gato consentido del rabino,
no hacía más que contar altas estrellas,
y atusarse la cola con gran mimo.
Pero un treinta de abril, cruel y lluvioso,
terminó el paraíso del felino.
vio al Golém, pegó un bote, y asustado,
escapó despavorido hasta el tejado.

“Oh qué dios chapucero y simplón,
ha soñado a este bicho malsano.
un engendro, ni ángel ni ratón,
que remeda lo peor de lo humano”,
dijo El Aleph a su amigo Platón
como él otro gato exiliado.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home